lunes, 3 de marzo de 2014

El zorro y las uvas


anuncio
Era una tarde muy soleada y calurosa. Una zorra, que había estado cazando todo el día, estaba muy sedienta. “Cómo me gustaría encontrar agua”, pensó la zorra. En ese momento vio un racimo de uvas grandes y jugosas colgando muy alto de una parra. Las uvas parecían maduras y llenas de zumo.

El racimo colgaba de una rama muy alta, y el zorro saltaba y saltaba pero no la alcanzaba. Luego decidió retroceder, y que el impulso le sirviera en su objetivo, pero no tuvo sentido, la rama era inalcanzable y el zorro empezaba a agotarse. Una y otra vez lo intentó pero sus esfuerzos no sirvieron. Las uvas parecían estar casi en el cielo

Después de un rato se detuvo y observo las uvas con disgusto: -“¡Qué tonta soy!” dijo la zorra con rabia. “Las uvas están verdes y no se pueden comer. De todas maneras, ¿para qué las querría?. Y así se marchó la zorra

Y diciendo esto se fue mirándolas con mucho, mucho desprecio

MORALEJA
“Hay muchos que intentan desvalorar
todo aquello que no pueden alcanzar”
El zorro y las uvas
Cuento breve similar: El zorro y el cuervo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1